News Column

Cuándo Se Necesita Contratar a un Abogado

March 6, 2012

Lourdes López

Negocios
Corbis Images

Una de las tareas más intimidantes para un empresario es la contratación de un abogado. Cuando esa ayuda resulta indispensable conviene prepararse con anticipación. Lo mejor es cumplir con las regulaciones, ya que en la mayoría de los casos un negociante puede encargarse de algunos asuntos legales. Cynthia Ibarra, Directora de Marketing del Valley Economic Development Center (VEDC), www.vedc.org, sugiere a los propietarios que cuenten con un licenciado desde la creación del negocio y eviten buscarlo a última hora. La profesional añade que existen situaciones que requieren un apoyo legal, como:
• Constitución de una sociedad mercantil para crear un negocio.
• Disolución de un negocio.
• Responder a una violación ambiental.
• Demandas laborales como discriminación o acoso sexual, si el establecimiento no cuenta con seguro.
• Demandas de clientes cuando han comprado un producto perjudicial a la salud.
"En caso que un negocio lo dirijan varios dueños, el asesoramiento de un abogado es esencial para formar la sociedad", explica Ibarra. "Ya sea sea corporación o Sociedad Limitada (Limited partnership) o Compañía de responsabilidad limitada (Limited Liability Company) conviene que un licenciado redacte o revise los contratos y los porcentajes de responsabilidad y ganancia acordados por los socios".

El abogado Christian Cañas de Public Counsel Law Center de Los Ángeles manifiesta que un licenciado puede recomendar el tipo de sociedad que necesita un negocio y trabajar con un asesor financiero para definir el porcentaje de ganancia o pérdidas de los socios a partir de sus aportaciones y funciones. "Los propietarios generalmente no consideran qué van a hacer si sufren pérdidas, ni cuáles serían las responsabilidades de cada socio", explica Cañas. "Tampoco toman en cuenta las previsiones necesarias cuando un socio decide retirarse o llega a fallecer. Esos sucesos deben considerarse desde la creación de la empresa y saber cómo superarlos".

Para Cañas siempre es necesaria la ayuda de un licenciado en un negocio pequeño, ya que funge como consejero y toma en cuenta aspectos que los propietarios suelen pasar por algo. Una de sus tareas más importantes es garantizar el cumplimiento de la ley. "El dueño de un establecimiento debe contratar a un licenciado especializado en negocios pequeños para que entienda la problemática y los factores de éxito de ese tipo de establecimiento", añade el licenciado. "Otro giros que requieren del consejo legal son: el cuidado de niños o el de la propiedad intelectual, como el diseño de un sitio de Internet o la invención o la marca de un producto".

Cuando aumenta el número de empleados, es importante que el abogado de la empresa revise los contratos laborales para cumplir con la ley laboral. "Con frecuencia el dueño contrata trabajadores independientes que trabajan tiempo completo y en realidad son empleados", explica. "En ese caso el empleador ahorra las contribuciones de un trabajador de tiempo completo; pero si el Servicio de Impuestos Internos, IRS, se de cuenta de esa irregularidad, la empresa debe pagar el doble o el triple del sueldo del trabajador por el tiempo que haya laborado como empleado regular".

Ibarra explica que es importante conocer opciones que podrían evitar el pago de una firma legal. Por ejemplo, los dueños de negocio pueden incluir a un abogado en su mesa directiva y así tener una asesoría gratuita para la empresa. La experta también recomienda la ayuda de organizaciones que ofrecen servicios gratuitos o a bajo costo, como:

Public Counsel Law Center www.publiccounsel.org es la organización legal más grande del país y maneja varios proyectos comunitarios. Ofrece asesoría legal gratuita a pequeños negocios ubicados en zonas de bajos ingresos.

Neighborhood Legal Services of Los Angeles County (NLSLA), www.nls-la.org es una organización no lucrativa que apoya a residentes de bajos recursos y ofrece representación y servicios legales a la comunidad y a micro-empresas.

Es esencial que un dueño de un negocio pequeño sepa cuándo es imprescindible pedir la ayuda de un licenciado y cuándo puede evitarla. Si la necesita, el propietario debe tener una idea clara de lo que espera de ese servicio y una plena confianza en el profesional que ha elegido. La contratación de un abogado eficiente y honesto beneficia a la compañía y evita gastos innecesarios.

Story Tools