News Column

Capacite y Aumente la Productividad de su Empresa

February 16, 2012

Lourdes López

Empresas y negocios
Corbis Images

'Gastar o no gastar' es un dilema al que se enfrentan los propietarios de empresas ante la opción de instruir a su personal. Aunque el entrenamiento de empleados implica una fuga de dinero y tiempo, la opinión unánime de expertos es que reditúa numerosos beneficios a una compañía. Y esas ventajas vienen por partida doble, ya que no tan solo la empresa mejora, sino que también el empleado gana experiencia y conocimiento que le permiten desarrollar sus tareas con una mayor efectividad, en un menor tiempo y con una menor supervisión.

La consejera de negocios Marisela Villamil de la Capital Region de Small Business Development Center, SBDC de Maryland, asegura que la capacitación del trabajador es esencial para lograr el éxito de una empresa y añade que los empleados se motivan al saber que el aprendizaje los hace más eficientes.

"A veces los empresarios y empleados latinos saben hacer su trabajo eficazmente, pero no tienen conocimiento de la atención al cliente, la calidad del servicio, la forma como presentan sus presupuestos o cómo delegar funciones para hacer crecer el negocio", indica la asesora. Si un empleado se prepara para desempeñar eficientemente sus funciones tendrá tiempo para ayudar al propietario en la promoción y la atención personal de la clientela lo que redunda en un mayor volumen de transacciones y por lo tanto, mejores dividendos.

"Generalmente el entrenamiento laboral que ofrece una empresa es gratuito para los empleados", señala Villamil. "A veces los dueños de negocio pequeños optan por ofrecer un curso de contabilidad a sus empleados lo cual genera un ahorro al negocio al evitar el gasto de honorarios de un contador público".

El empleado también puede absorber los gastos de un entrenamiento cuando quiere obtener una licencia en un oficio o especialidad o cuando necesita aprender determinados programas de computación. Él sabe que con esa capacitación logrará un ascenso en su trabajo.

El costo se determina de acuerdo con el tipo entrenamiento, algunos de ellos son gratuitos. Por ejemplo las oficinas de la Administración de Pequeños Negocios (Small Business Administration, SBA) pueden capacitar primero al empresario o a la persona encargada de instruir al personal para que ellos a su vez impartan la capacitación al personal de la empresa. Estos entrenamientos generalmente son gratuitos.

Si el ramo de una empresa es la tecnología, es posible que el empresario tenga que invertir tiempo en el caso de que él o ella vayan a impartir los nuevos conocimientos. Si la instrucción demanda que otra compañía o un asesor impartan el entrenamiento, la empresa tiene que pagar los honorarios correspondientes de acuerdo al nivel y el giro de la capacitación.

"Si la implementación de un entrenamiento va a generar un aumento en la producción de un negocio de 30 a 40 por ciento, sin duda vale la pena absorber el costo de ese aprendizaje ya que es redituable. La empresa no solo recuperará la inversión, sino que tendrá mayores ganancias", explica Villamil.

Las ventajas de implementar una instrucción al personal son innumerables. Por un lado, el empleado obtiene una educación y capacitación que le servirán tanto a corto como a largo plazo. Una instrucción eficiente hace más competitivo a un empleado al mejorar su desempeño laboral.

Por su parte, los dueños de las pequeñas empresas aseguran que sus empleados tengan los conocimientos y habilidades requeridos para ejecutar sus funciones de una manera sobresaliente.

Para la asesora Villamil no existe ninguna desventaja en hacer el desembolso de un entrenamiento. Lo que único que podría resultar es que el empleado tuviera otras ofertas, pero eso sucede únicamente cuando la empresa donde trabaja no tiene un plan de crecimiento para que sus empleados puedan recibir incentivos

Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters