News Column

La República Dominicana solicita a la Organización Mundial del Comercio el establecimiento de un grupo especial sobre el empaquetado genérico en Australia

Dec 17 2012 12:00AM

Marketwire

Tracker

GINEBRA -- (Marketwire) -- 12/17/12 -- La República Dominicana ha solicitado hoy al Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) el establecimiento de un grupo especial para que evalúe si las prescripciones australianas de empaquetado genérico, aplicables a partir del 1 de diciembre de 2012, son compatibles con las obligaciones de Australia en el marco de la OMC.

Australia bloqueó inicialmente el establecimiento del grupo especial de la OMC, pero, según las normas de este organismo, la capacidad de bloqueo desaparece al presentar por segunda vez dicha solicitud la República Dominicana. Las medidas de empaquetado genérico constituyen una dramática interferencia en las marcas de comercio y una restricción al comercio internacional.

Luis Manuel Piantini, Embajador de la República Dominicana para la OMC, explica: "Estamos orgullosos de nuestros productos de tabaco y, en concreto, de nuestros cigarros puros, que están entre los de mayor calidad consumidos en todo el mundo y son apreciados por millones de expertos. Hemos intentado desarrollar un sector que sea un líder mundialmente reconocido, y no deseamos ver nuestros esfuerzos desbaratados por medidas especulativas que irán en detrimento de la salud general. Lucharemos para conseguir una aplicación justa y objetiva de las reglas de la OMC a nuestra economía en desarrollo."

La República Dominicana comparte la preocupación de Australia por la protección de la salud humana, pero el empaquetado genérico no será un instrumento efectivo para conseguir ese objetivo. De hecho, simplemente producirá una uniformización del mercado del tabaco al privar a los productos comercializados de cualquier característica diferencial, lo que en definitiva conducirá a unos precios más bajos y a un incremento del consumo y del comercio ilícito de tabaco.

Declaración de la República Dominicana:

1. Desde el día uno del presente mes todos los productos de tabaco en Australia deben venderse en empaquetado genérico, además de cumplir con otras estrictas prescripciones. Australia impone dichas prescripciones a través de la Ley relativa al empaquetado genérico del tabaco (Tobacco Plain Packaging Act) de 2011 y su reglamento de aplicación.

2. El 27 de septiembre de 2012, la República Dominicana celebró consultas con el Gobierno australiano sobre dichas medidas relativas al empaquetado genérico, pero, lamentablemente, no se logró resolver las diferencias. Por lo tanto, de conformidad con el párrafo 2 del artículo 6 del ESD, la República Dominicana solicita al Órgano de Solución de Diferencias el establecimiento de un grupo especial para analizar las medidas australianas sobre empaquetado genérico a la luz de las obligaciones que le corresponden en el marco de la OMC.

3. Antes que nada, la República Dominicana desea enfatizar que comparte el objetivo de Australia de tratar de proteger la salud humana. Sin embargo, no estamos convencidos de que estas medidas sobre empaquetado genérico constituyan un instrumento efectivo para reducir el consumo de productos de tabaco ni, de hecho, de ningún otro producto perjudicial. En cambio, las medidas sobre empaquetado genérico parecen infringir las obligaciones de Australia en virtud del Acuerdo sobre los ADPIC y el Acuerdo OTC.

4. Las medidas sobre empaquetado genérico constituyen una dramática intromisión regulatoria en la apariencia de productos que pueden venderse lícitamente en Australia, que elimina literalmente cualquier característica de diseño del empaquetado de tabaco y los cigarrillos y cigarros puros sueltos. Estas características de diseño incluyen marcas de fábrica o de comercio e indicaciones geográficas que los Miembros se han comprometido a proteger en virtud del Acuerdo sobre los ADPIC y cuya finalidad, de gran valor tanto para productores como para consumidores, es diferenciar los productos que compiten de manera legítima en el mercado australiano.

5. En lo referente al Acuerdo OTC, estas medidas sobre empaquetado genérico restringen el comercio internacional al eliminar las oportunidades competitivas de los productos de tabaco, a los que se obliga a aparecer en el mercado en un envasado para venta minorista virtualmente idéntico.

6. El sistema de la OMC garantiza que medidas restrictivas de los derechos básicos de propiedad intelectual y del comercio internacional solo están permitidas en la medida en que resulten efectivas para alcanzar un objetivo legítimo. Las medidas australianas sobre empaquetado genérico no alcanzan este estandar: desbaratan la función misma de las marcas de fábrica o de comercio y las indicaciones geográficas y aniquilan las oportunidades de competir de los productos de tabaco, sin que exista ninguna prueba creíble de que reducirán la prevalencia del tabaco. De hecho, la evidencia demuestra que las medidas sobre empaquetado genérico socavarán los objetivos de Australia de reducir dicha prevalencia. Al homogeneizar el mercado de los productos del tabaco, las medidas provocarán una competencia de precios, lo que dará lugar a precios más bajos y a un mayor consumo. Además, al exigir que los productos se vendan en un empaquetado genérico similar se estará facilitando el comercio ilícito.

7. La República Dominicana ha solicitado que, en lugar de introducir estas medidas sobre empaquetado genérico, Australia emplee medidas de control del tabaco que serían verdaderamente efectivas en la reducción del consumo de tabaco y, además, estarían en consonancia con sus obligaciones en el marco de la OMC. Lamentablemente, Australia ha seguido adelante con la introducción de sus medidas sobre empaquetado genérico.

8. La República Dominicana está convencida de que esta diferencia tiene potenciales repercusiones para otros productos, distintos del tabaco, que son considerados perjudiciales para la salud, tales como las bebidas alcohólicas y las comidas y bebidas procesadas. Muchos gobiernos desean controlar el consumo de estos productos por lo que podrían argumentar que el consumo disminuirá si eliminan las características de diseño, incluyendo propiedad intelectual, del empaquetado. Tamaña interferencia a la propiedad intelectual, y restricción al comercio internacional, no puede sustentarse en especulaciones sobre el comportamiento de los consumidores, sino que debe basarse sobre evidencia científica robusta.

9. Para finalizar, la República Dominicana desea poner de manifiesto el efecto perjudicial de las medidas australianas sobre las pequeñas y vulnerables economías en desarrollo que dependen de la producción y exportación de tabaco, y productos de tabaco, como parte de su estrategia de desarrollo. En la República Dominicana el tabaco ha formado parte de manera intrínseca de nuestra cultura y patrimonio locales durante siglos.

10. En los últimos años, hemos experimentado un exitoso desarrollo en nuestro sector tabacalero. Gracias a las importantes inversiones realizadas por nuestros productores, hemos pasado de ser un mero exportador de hojas de tabaco a uno de los fabricantes de alta gama del mundo de productos de tabaco procesados, especialmente cigarros puros. De hecho, hoy en día, la República Dominicana es el mayor exportador de cigarros puros del mundo.

11. Estamos orgullosos de estos logros y somos conscientes del valor de dicho desarrollo para el empleo y los ingresos de nuestro pueblo. Nos preocupa que el empaquetado genérico acabe con la piedra angular de nuestra economía, sin lograr los objetivos sanitarios que pretende conseguir Australia.

12. Por los motivos expuestos, la República Dominicana solicita al Órgano de Solución de Diferencias el establecimiento de un grupo especial para que evalúe la adecuación de las prescripciones de empaquetado genérico a las obligaciones de Australia en el marco de la OMC.

Sobre el sector tabacalero dominicano
Si bien el tabaco se lleva cultivando en la República Dominicana desde hace más de cinco siglos, el sector tabacalero dominicano tiene una antigüedad de cien años. Los ingresos por exportaciones de tabaco representan un 5% de las exportaciones totales. Los productos de tabaco suponen un 8,5% de los ingresos fiscales por impuestos sobre mercancías. Existen cerca de 5.500 productores de tabaco, que dan trabajo a alrededor de 45.000 trabajadores agrícolas. Tomada toda la cadena de producción de tabaco en su conjunto, el sector genera cerca de 118.000 puestos de trabajo directos que sustentan a aproximadamente 350.000 personas, según información publicada por el Instituto del Tabaco de la República Dominicana. La República Dominicana es el mayor exportador de cigarros puros del mundo.

FIN

Nota de prensa (PDF) : http://hugin.info/154740/R/1665728/540479.pdf



Persona de contacto con los medios:

Farner Consulting
Frederic Jacquemoud
Director
Tel.: 00 41 21 517 67 67
Movil: 00 41 79 826 48 18
Correo electrónico: jacquemoud@farner.ch

Myriam Delouvrier
Asesora asociada
Tel.: 00 41 21 517 67 15
Movil: 00 41 76 787 61 35
Correo electrónico: delouvrier@farner.ch





Source: Marketwire


Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters