News Column

El Verdadero Costo de Tener un Practicante

October 3, 2011

ImpreMedia

Negocios
Corbis Images

Las prácticas de campo y pasantías de estudiantes en vías de graduarse no son siempre lo que se espera que sean. En principio porque hay varios mitos respecto de ésta práctica escolar-laboral, la primera es que la empresa que los acoge espera que la aportación de los practicantes sea gratis. No es así.

La compañía que recibe en sus oficinas e instalaciones a estudiantes durante vacaciones de verano o por periodos más prolongados de seis meses y hasta un año por créditos escolares, realiza una serie de gastos asociados a la pasantía como el entrenamiento laboral, orientación, supervisión y asesoría de su aprendizaje laboral.

Son gastos en tiempo de empleados de planta que supervisan a los pasantes, y en recursos financieros de la empresa. Gastos que se incrementan cuando los practicantes cometen errores que implican corregir el proceso de trabajo y producción, o debido a desperdicio de insumos de la empresa. Adicionalmente algunas empresas dan un pago en efectivo como incentivo a sus pasantes, y algunas otras recompensas tangibles.

"En una economía de mercado, las prácticas de campo y pasantías tienen el doble propósito de exponer a la incipiente fuerza laboral a una experiencia valiosa en un contexto real de trabajo, a la vez que provee a las empresas de un sistema de reclutamiento laboral para renovar su planta laboral", explica Paula Sabines, experta en Recursos Humanos e Imagen Corporativa.

"Y aunque nada es gratis, la experiencia resulta provechosa para ambas partes si la labor de pasantía está bien organizada y el practicante es entrenado apropiadamente. Y esto es responsabilidad de la empresa", apunta Sabines. La organización adecuada y productiva de los practicantes, por otro lado, está relacionada con otros mitos: La pasantía no se trata de "trabajo para niños".

Desde su introducción al centro de trabajo, los practicantes deben verse y sentirse inmersos en el ambiente laboral, con toda la seriedad y responsabilidad que supone. "Los practicantes –dice Sabines- deben echar una mirada a las realidades de su futura carrera, al inicio como observadores y realizando actividades controladas, pero incorporándose gradualmente a la experiencia completa de cumplir con las reglas de una empresa".

Y quedando claro que la presencia de pasantes implica un costo para la empresa, corresponde a la propia compañía minimizar su impacto económico y potenciar al máximo sus ventajas, organizando ésta actividad profesional como una actividad específica del mecanismo de captación de empleados para la empresa, y de entrenamiento de nuevo personal, con la ventaja adicional de que al término de la pasantía puede retener solo a los prospectos más valiosos para la compañía.

Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters