News Column

Cómo Impresionar a los Prestamistas

September 12, 2011

ImpreMedia

Prestamistas
Corbis Images

Un importante número de pequeños empresarios hispanos consideran que obtener un préstamo para financiar su negocio es relativamente fácil y rápido, gracias a políticas bancarias diseñadas para auxiliar a los pequeños negocios locales propiedad de "minorías". Esto es verdad, hasta cierto punto.

Pero más allá de facilidades disponibles para este sector de negocios, la realidad es que cada compañía debe pasar por el escrutinio de los ejecutivos de préstamo de su banco. "Dos factores económicos influyen en conseguir un préstamo financiero en los actuales tiempos en que el país entró a una segunda recesión económica", dice Eduardo Figueroa, asesor financiero con base en Santa Ana, California: "El historial financiero de la compañía, y la solidez del plan de negocios de la empresa".

De acuerdo con estudios recientes, en general las empresas pequeñas y medianas administradas por sus propios dueños, tienen un alto promedio –cercano al 80 por ciento- de problemas de gestión financiera y administrativa (mala gestión), "y es lo primero que el prestamista revisa cuando un empresario se acerca a pedir un préstamo bancario para su negocio", recalca.

"El análisis bancario para aprobar un préstamo", explica Figueroa, "pasa por la revisión del historial de la compañía, de la existencia de controles financieros efectivos, y de las proyecciones de crecimiento de la empresa, como criterios básicos para estimar la capacidad del negocio de pago del préstamo".

La ágil tramitación de un préstamo depende del análisis del plan de negocios, particularmente de sus debilidades y fortalezas, por ejemplo el renglón de "previsión de flujo de efectivo", tan importante para la operación regular del negocio, cuyas proyecciones muestran cómo será empleado y devuelto el préstamo. Por lo mismo, éstas proyecciones han de ser realistas.
El plan de negocio que revise su prestamista ha de considerar el mayor número de eventualidades que se puedan presentar al inyectar a la empresa de recursos financieros frescos. Al final, dice Eduardo Figueroa, "los prestamistas deciden basados en el rendimiento de su pasado y su conocimiento del mercado. Si se trata de un negocio establecido, los prestamistas quieren ver sus cuentas anuales (los pasados dos a tres años) para revisar el rendimiento comercial histórico e identificar las tendencias".
Esto no significa, resalta Figueroa, "que la banca le vaya a negar el préstamo por no mostrar un historial perfecto", pero quieren saber su posición comercial actual para estimar la capacidad de su negocio de producir efectivo real. Por ello debe estar preparado para mostrar las cuentas de gestión regular del negocio, y las garantías que pone sobre el préstamo.
"Tras el análisis de su expediente de negocio", finaliza Figueroa, lo central es poder responder las siguientes dos preguntas: ¿Cuál es el propósito del préstamo?, y ¿cuál es el plan de reembolso del préstamo?. "El negocio que responde mejor estas preguntas, impresiona mejor a su prestamista", dijo Figueroa.

Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters