News Column

Como Manejar Conflictos Entre Sus Empleados

October 31, 2011

ImpreMedia

Empleados
Corbis Images

En los lugares de trabajo los conflictos surgen por las diferencias, dice Paula Sabines, especialista en Recursos Humanos e Imagen Corporativa en el sur de California. "Cuando entre los miembros del equipo de trabajo de una empresa emergen las diferencias individuales en cuanto a valores, opiniones y actitudes, ellas contribuyen a la aparición de conflictos", explica la experta.

"Siempre habrán conflictos porque es parte de la naturaleza humana -añade Sabines-, por ello manejar las disputas rápida y abiertamente frena las consecuencias negativas que puedan resultar de desacuerdos. Y cuando el conflicto es manejado apropiadamente, la situación puede ser constructiva y dar beneficios al equipo".

Sin embargo, no todos los gerentes y supervisores le dan al asunto de resolver conflictos entre empleados suficiente atención, aún cuando hayan recibido entrenamiento de resolución de conflictos, porque están concentrados en atender los problemas cotidianos de operación y producción.

Y frecuentemente prestan atención a conflictos hasta que afectan el trabajo. De aquí la importancia de que en los equipos de trabajo se desarrollen las habilidades para resolver conflictos entre ellos mismos. Pero cuando los conflictos aparecen, hay cinco procedimientos para manejarlos de acuerdo con las circunstancias del caso: Abordarlo directamente, negociar, aplicar el reglamento, minimizar y condensar.

1. Abordar directamente. Este es el acercamiento más aconsejable de enfrentar un conflicto interno. El supervisor inmediato confronta el asunto tratando el tema en un tono constructivo para los involucrados. Esta manera de enfrentar el conflicto aireando el tema suele dejar en todos un sentimiento de solución, porque permite hacer nuevos compromisos y acuerdos de trabajo.

2. Negociar. Esta es buena forma de resolver una disputa cuando las partes tienen sus propias ideas de solución del conflicto y no encuentran un punto en común. Aquí el jefe inmediato interviene como tercera parte y líder del equipo ayudando a encontrar un compromiso. El acuerdo implica dar y recibir de ambas partes en disputa, aunque a veces alguna de las partes no queda del todo satisfecha se alcanza un punto de acuerdo.

3. Aplicar el reglamento. De preferencia éste es el último recurso de un supervisor o jefe de personal. Además de que puede conllevar resentimientos, éste procedimiento se emplea solo cuando queda claro que una o ambas partes del conflicto se rehusa(n) a trabajar con el resto.

4. Minimizar. Este procedimiento se emplea cuando no hay un real problema que resolver. Al tratarse de una trivialidad lo mejor es no dejarla crecer dándole largas y rodeando el tema hasta que se en fríe el asunto. Un buen jefe ayuda a prevenir que incidentes menores se conviertan en dolores de cabeza para la compañía.

5. Consensar. Esta es una forma de negociación que enfatiza los puntos de acuerdo entre las partes, logrando que éstas se den cuenta de que hay áreas en que están de acuerdo, y desde allí avanzar en el trabajo.

Story Tools