News Column

Pagándose a sí Mismo Como Dueño de Negocio

August 23, 2010

ImpreMedia

Dueño de Negocio
Corbis Images

Una de las cuestiones que más pone a pensar a un nuevo empresario es cómo me voy a pagar. Hay varias respuestas a la pregunta, algunas incorrectas, pero las dos más frecuentes al arrancar un negocio son: Pagarme lo suficiente para cubrir mis gastos; pagarme lo que valgo.

En un buen análisis, ambas respuestas son correctas. Pero qué es "lo suficiente" y cuánto es "lo que vale". La solución a éste rompecabezas es meramente contable, aún cuando se presta a conclusiones subjetivas.

Páguese lo suficiente para vivir. Esta es su forma de pago desde que monta el negocio hasta que empieza a operar en números negros. De lo que se trata en esta fase inicial de su negocio, es bajar sus gastos generales para que la empresa cuente con el suficiente dinero para operar exitosamente.

Usted necesita mantener un balance entre sus necesidades y lo que cree que vale. Es decir, entre lo que necesita para vivir y lo que su negocio le puede sostener. Esta etapa financiera de su negocio requiere sacrificio y disciplina de su parte. Elabore un reporte de balance personal que incluye una lista de sus gastos para vivir, y no sólo los gastos mensuales, también por trimestre, semestral y anual, pues usted vivirá con éste presupuesto por un periodo de tiempo.

Pagarse lo que vale, en cambio, requiere que lo proyecte en su plan de negocios, priorizando en primer término las necesidades financieras de su negocio. Así que en la planeación y haciendo aritmética simple, agrégue los ingresos que se paga a sí mismo en el presupuesto de su empresa a lado de las proyecciones del manejo de efectivo de su negocio, así sabrá cuánto necesita para operar el negocio y hasta dónde se puede pagar mientras desarrolla su compañía.

La siguiente cuestión es ¿debo reportar mis ingresos como empleado de mi empresa? Definitivamente sí. Esta es una parte decisiva en el crecimiento de su negocio. Una de las razones por las que empresas que inician salen del negocio, es por hacer uso fuera de planeación de los ingresos de la empresa, para pagar gastos de sostenimiento del dueño del negocio.

Al establecer un pago para sí mismo y reportarlo al IRS como gasto de la empresa en pago de salario, da un paso importante en las proyecciones de crecimiento del negocio, pues profesionaliza la función gerencial o directiva del negocio. Dependiendo de la estructura de su empresa, ésta decisión le costará en pagos de impuestos, costo que puede calcular con su contador o abogado financiero.

La importancia de ésta medida es que le ayuda a tener un retrato más correcto del estado financiero de su negocio en cuanto a ingresos y costos, y la labor gerencial o directiva debe estar incluida en la ecuación. Las pequeñas empresas que trabajan con labor principalmente de familiares sin pago, incluido el dueño del negocio, hacen un estimado incorrecto del balance de costos e ingresos, pues el valor del trabajo propio y de los familiares no está incluido.

La clave de pagarse a uno mismo conforme el negocio va prosperando, es que llegados al punto en que el dueño gerente-director de la empresa requiere ausentarse del negocio por enfermedad, vacaciones, o porque está abriendo sucursales o atendiendo un nuevo negocio, no se convierte en indispensable al punto que el negocio no pueda operar sin él. Y es que su puesto puede ser ocupado por otro, familiar o empleado, que realice las actividades gerenciales con un pago establecido acorde al tamaño de la empresa.

Story Tools