News Column

Freelancers, Contratistas Independientes

July 9, 2010

ImpreMedia

contratista independiente
Corbis Images

A medida que las empresas crecen, estas tienen la posibilidad de contratar a más empleados especializados en diferentes áreas, pero mientras que esto sucede; siempre ha existido, y existe, la alternativa de contratar a un freelancer, o contratista independiente. La principal razón por la cual las empresas contratan trabajadores freelance es, generalmente, la económica ya que muchas veces una empresa solo necesita a un experto especializado en una labor específica para un proyecto en particular.

Si su empresa emplea contratistas independientes no tiene ciertas obligaciones laborales con ellos y, por lo tanto, no tiene que pagar, entre otros, impuestos de nómina como el Seguro Social (Social Security, 6.2% del salario base).

Habitualmente, los freelancers solamente son contratados para realizar un trabajo específico, no tienen la obligación de cumplir horarios y no tienen que seguir un procedimiento determinado por la empresa porque lo que se espera de estos trabajadores es la realización de una tarea en un tiempo específico. Bien lo aclara el IRS: "Una regla general es que usted, como pagador, tiene el derecho de controlar o dirigir solamente el resultado del trabajo hecho por un contratista independiente y no el medio ni el método usados para cumplir el resultado". Si su empresa, por ejemplo, distribuye revistas y para ello contrata trabajadores independientes, solamente espere que las revistas estén en el lugar indicado a la hora señalada; el contratista sabrá qué tiene que hacer para cumplir esa tarea.

La empresa debe tener claro que un freelancer no siempre está a su disposición a la hora que lo necesite. Un freelancer es totalmente autónomo y, como su nombre en ingles lo indica, es libre. Es por ello que es recomendable que la relación que un freelancer tenga con su empresa sea establecida en un acuerdo escrito en el que aparezcan las características de la labor contratada, las expectativas y la relación de independencia de las partes.

Asegúrese de que el contrato o el documento en el que se establece la relación entre su empresa y el freelancer sea claro y transparente al señalar que dicho freelancer NO es empleado y que por tanto no recibirá beneficios y que su empresa NO se encargará de hacer retenciones de ninguna índole.

También tiene que dejar claro que su empresa es la propietaria de cualquier pieza elaborada por el freelance durante la duración del contrato; especialmente, cuando se trate de servicios que den lugar a propiedad intelectual.

Aunque el término puramente dicho se refiere a profesionales que crean trabajos bajo su propia iniciativa y después buscan al cliente para vendérselo, en la relación empresa-trabajador freelance es básicamente la de un contratista independiente que no tiene relación laboral con la empresa. Cada vez son más las personas que se convierten en freelancers. Por lo general son profesionales con experiencia en el campo sobre el cual ofrecen sus servicios y que han decidido trabajar por su cuenta y puede encontrarlos desde cualquier parte del mundo.

Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters