News Column

Relaciones Bancarias para Empresas Pequeñas

June 1, 2010

Por María Eugenia García

Relaciones Bancarias

En tiempos de crisis las pequeñas empresas sufren los mayores estragos de la caída del consumo y por ello es fundamental que aprendan a desarrollar relaciones bancarias que les permitan obtener recursos para no descapitalizarse.

De acuerdo con expertos de la banca, aunque la comunidad latina es una de las de más rápido crecimiento en el país los dueños de pequeñas empresas hispanas siguen siendo muy conservadores y prefieren financiarse con efectivo en lugar de adquirir una deuda bancaria, ya sea mediante un préstamo o con tarjetas de crédito.

"Hay un ambiente desafiante para los negocios y nuestro mensaje (para los empresarios latinos) es que nosotros estamos disponibles y queremos ayudarles", dice Tim Ríos, vocero de Wells Fargo & Company para los Servicios de Negocios Latinos y opina que los banqueros deben ser unos de los consejeros más confiables del empresario latino, "tan confiable como lo son su contador o su abogado".

Mientras que para Jorge Colorado, ejecutivo de Houston Business Development Inc., una organización no lucrativa que desde hace 20 años da prestamos a pequeñas empresas hispanas, dice que las relaciones bancarias son fundamentales y que es importante que los empresarios además de líneas de crédito deben tener liquidez, no sólo en bienes raíces, sino también en acciones y bonos.

"En estos momentos en que el dinero es escaso y las ventas son bajas yo recomendaría (que los dueños de pequeñas empresas) se acerquen a los bancos y pidan ayuda para salvar su negocio y no perder a sus clientes", dice Miguel Sánchez, dueño de una empresa de colocación de alfombras y pisos, en Santa Ana, California, quien ha podido sobrevivir a esta crisis gracias a un crédito bancario.

Entre los servicios que los bancos ofrecen a las pequeñas empresas destacan los préstamos, cuentas de ahorros, servicio de pago de nómina, servicios para uso de tarjeta de crédito, asesoría, servicio por Internet las 24 horas, entre otros.

A continuación algunos de los consejos que expertos de la banca sugieren a los hispanos que son dueños de pequeñas empresas.
•Establezca una estrecha relación con su banco, explíquele a un asesor cuáles son sus planes de negocio para que le ayude a encontrar el mejor financiamiento. La mayoría de las sucursales bancarias cuentan con personal que habla español.
•Solicite una línea de crédito, aunque no la utilice de inmediato, esto le puede proporcionar una red de seguridad y le permite tener dinero disponible en caso de alguna emergencia o para expandir su negocio cuando usted lo necesite.
•Recuerde que al solicitar un préstamo los bancos verificarán si usted ha pagado sus impuestos a tiempo, el flujo de efectivo que genera su negocio, las ventas y utilidades, así como la antigüedad de su empresa, entre otros.
•Al buscar asesoría bancaria lleve consigo un plan de negocios que muestre dónde ve usted a su empresa en los próximos cinco años.
•Si su negocio no califica para un préstamo con una institución bancaria grande, no se desanime y pregunte por otras opciones, bancos como Wells Fargo y Citibank pueden referirlo con instituciones no lucrativas que otorgan prestamos que van desde los 5 mil a los 100 mil dólares.
•Si después de haber obtenido un préstamo usted no puede realizar los pagos, comuníquese con su acreedor y negocie con él para efectuar pagos más bajos. Es importante que usted mantenga un buen reporte de crédito (credit score), porque de ello depende que un banco le otorgue un préstamo nuevamente.
•Establezca relaciones con otras organizaciones de su comunidad, por ejemplo, busque la cámara de comercio hispana local ya que ahí puede encontrar gente con experiencia que le puede ayudar a manejar mejor su negocio.
•En cuanto su negocio empiece a crecer, contacte a un ejecutivo bancario para evitar errores en el manejo de sus productos financieros sobre todo cuando los ingresos aumentan.