News Column

El Verdadero Precio de la Rotación de Personal

May 24, 2010

Amy Andrade

Rotación de Personal

Uno sabe que la empresa esta en problemas cuando ya nadie organiza las reuniones de despedida de sus colegas.

Cuando una empresa pierde el 10% de su planta laboral durante un año, puede tener varias explicaciones. Puede ser que los sueldos no son competitivos comparado con los de otras empresas en el mismo ramo, o que el ambiente laboral es insoportable – o una combinación de los dos.
Según datos del Bureau de Estadísticas Laborales de los EEUU, en los primeros meses del 2010, la rotación promedio de trabajadores estuvo alrededor de 3.1% – su nivel más bajo en una década. La rotación esta en un nivel tan bajo, en parte, porque después de la crisis económica del 2008, muchas empresas ya no tienen de donde cortar. Segundo, los que tienen empleo en este ambiente tan difícil no tienen a dónde ir si están insatisfechos con sus trabajos.

Pero una vez que el mercado laboral mejore, y más oportunidades aparezcan, muchos esperan que vayamos a ver movimientos marcados de personal.

Algunas empresas hicieron recortes agresivos durante los momentos más preocupantes de la crisis, además de dejar plazas vacantes que realmente necesitan llenar. Como resultado, la fuerza laboral de muchas empresas se encuentra agotada después de haber asumido las tareas de sus ex colegas, encima de cumplir con sus responsabilidades previas. Mientras tanto, el miedo de perder sus puestos – e ingresar a la fila de los desempleados – afecta el ánimo de los trabajadores.

Con indicaciones que la economía estadounidense está mejorando, las empresas se encuentran en un momento oportuno para agregar personal de alta calidad a un precio descontado. Dado que las condiciones laborales siguen siendo difíciles para los que están buscando puestos fijos, cualquiera de estas personas estaría muy agradecida – y leal – a la empresa que le extienda la mano.

Pero sí durante la recuperación una empresa sufre pérdidas drásticas de personal, esto representaría un daño de reputación tanto como una pérdida económica. Esto puede significar que la empresa no está atenta a las necesidades de sus empleados, que la empresa tiene una falta de organización, o que los jefes crean un ambiente negativo.

Un estimado común dice que el empleador tendrá que gastar 150% del sueldo base del empleado para reemplazarlo – este costo incluye gastos de reclutamiento, selección, contratación y entrenamiento. Además, incluye la falta de productividad del empleado que renunció, más las pérdidas de oportunidad mientras que el puesto este vacante.

Así que, lo ideal es siempre incentivar una rotación baja de personal.

Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters