News Column

Prepárese Para Resistir un Desastre Natural en el Trabajo

October 4, 2010

Lourdes López

Emergencias en el trabajo
Corbis Images

Antes de que se presente una emergencia, como terremotos, huracanes, incendios forestales o inundaciones, el dueño de un negocio debe prepararse y saber qué hacer en esa situación. En caso contrario, podría estar arriesgando la vida de su personal y el futuro de la empresa.

Un propietario de negocio es responsable de proteger a empleados, la clientela y a él mismo durante un desastre natural. Por lo que debe poner en práctica medidas para reducir o evitar lesiones físicas y mentales de su personal, así como daños materiales durante o después de una emergencia.

La coordinación y la comunicación con el equipo de trabajo son fundamentales para la recuperación de un negocio después de una catástrofe, indica Mayra López-de-Victoria representante de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, FEMA.

"En caso de una emergencia, el titular de la empresa debe mantener una comunicación continua con sus empleados para que regresen lo antes posible al trabajo", explica López. "Mientras más rápido se incorporen a sus labores habrá menos posibilidades de una crisis económica, no tan solo para el negocio, sino también para el área donde se ubica ese establecimiento".

FEMA enfatiza que si un negocio no tiene un plan de emergencia, lo debe desarrollar cuanto antes ya que una emergencia puede presentarse cualquier momento.

El plan de emergencia
Al empresario le conviene hacer pláticas mensuales con su personal para explicar acciones de prevención, preparación, antes, durante y después de una emergencia, sugiere López.
Algunas de las actividades prioritarias de un plan de emergencia son:
• Protección. Los empleados deben: conocer las salidas de emergencia del edificio y las áreas más seguras del lugar de trabajo; identificar el mobiliario para protegerse, contar con un radio portátil con un juego extra de baterías, tener un botiquín. Si algún trabajador tiene una discapacidad deberá contar con el equipo de seguridad adecuado.
• Contactos. En caso de un desastre en horas no laborales, el empresario debe crear un sistema efectivo de comunicación con el personal y tener los números de teléfono personales y alternos fuera del área donde se ubica el negocio.
• Suministros de emergencia. Se deberá prever que todos los empleados tengan un suministro de agua y alimentos enlatados para que duren tres días.
• Documentos importantes. La mayoría de los negocios mantiene su información en computadoras, como cuentas bancarias, nóminas, clientes, proveedores, seguros y otros. El empresario debe de contar con una copia o back up de esos documentos en su casa o, mejor aún, en la caja fuerte de un banco.
• El edificio. Las instalaciones de un edificio comercial deben incluir detectores de humo, extinguidores, salidas de emergencia.
• Seguros. Conviene actualizar periódicamente el inventario de los bienes de un negocio e informar a la compañía aseguradora sobre esos cambios así en caso de una emergencia la póliza cubra todas las pérdidas.
• Busque ayuda. El propietario tiene oportunidad de solicitar información al sitio de Internet en español de FEMA para negocios http://www.listo.gov/negocios/mentor/index.htm, donde se explica a detalle los pasos a seguir en caso de ocurrir un desastre natural. También puede pedir folletos gratuitos en ese sitio o llamando al teléfono gratuito 1-888-SE-LISTO.

El dueño de un negocio no debe dejar para mañana la seguridad del personal y del local donde está su establecimiento; ahora mismo debe prepararse para lo inesperado.

Story Tools






HispanicBusiness.com Facebook Linkedin Twitter RSS Feed Email Alerts & Newsletters